0000000FMI

El FMI publicó las condiciones para prestarle a la Argentina: retenciones al campo y liquidación del FGS del Anses entre otras

El “staff report” que los técnicos del organismo elevaron al directorio para que la Argentina consiguiera la línea de crédito de u$s 50.000 millones sugiere también vender tierras y amortizar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad para financiar el pago de reclamos jubilatorios.

El Fondo Monetario Internacional difundió esta tarde el “staff report”, que es el documento que fue elaborado por los técnicos del organismo y elevado a su directorio para que Argentina consiga el préstamo stand-by por u$s 50.000 millones. Dentro del panorama fiscal, para lograr disminuir el déficit primario y llevarlo a 2,7% del PBI este año y a 1,3% en 2019, proponen frenar la baja a las retenciones a la soja el año próximo como también retrasar algunos de los puntos de la reforma tributaria, de manera de avanzar en la reducción del rojo fiscal con la “ayuda” no sólo desde el gasto, sino también desde los impuestos, temas que fueron discutidos con el equipo argentino.

Según se lee en una de las 125 páginas que conforman el informe, los técnicos del FMI sostienen que habría que “retrasar la implementación de partes de la reforma tributaria aprobada recientemente hasta 2020 como un medio para preservar los ingresos (es decir, la reducción de las cotizaciones a la seguridad social de los empleadores y la capacidad de deducir el impuesto a las transacciones financieras del impuesto sobre la renta)”, y también que habría que “mantener la tasa promedio de impuestos a la exportación en productos de soja en 25,5%”.

Las retenciones a la soja son hoy de 26,5% para la exportación del poroto y de 23,5% para los subproductos y derivados. Y el presidente Mauricio Macri ya dijo que no se tocara el cronograma de baja de esas retenciones.

En otro llamativo punto señala que se debería “vender tierras y amortizar los activos de los fondos de pensiones que actualmente tiene el gobierno para financiar parcialmente el pago del gobierno de los reclamos de pensiones pasadas”.

En un cuadro del informe se detalla cuánto aportaría cada uno de los ítems a la reducción del déficit fiscal. En concreto, demorar la aplicación de partes de la reforma tributaria otorgaría un 0,3% (en términos del PBI), mientras que el freno a la baja de la soja agregaría un 0,1%, ambos en 2019. Vender tierras y amortizar los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) añadiría otros 0,2% en 2018 y 0,6 punto porcentual en 2019.

Reducir la masa salarial

Además de estos aspectos, ahonda en líneas que son compartidas con el Gobierno argentino, como la reducción de subsidios y recortar el gasto, aunque da detalles de que habría que disminuir “la masa salarial salarial mediante la reducción del empleo público a través del congelamiento a los ingresos en la administración nacional (excluyendo universidades) para 2019 y 2020”.

Sede del FMI en Washington

A continuación, otros puntos en los que habría que recortar, para lograr el ajuste:

– Limitar el crecimiento nominal de los salarios del sector público (incluidos los beneficios no salariales y pagos) a un promedio de 8% durante junio de 2018-junio de 2019. Un acuerdo con los sindicatos a este efecto ya han sido firmados.

– Reducir las transferencias a las empresas estatales en un total de 15% para 2019, combinado con esfuerzos para fortalecer su posición financiera.

– Reducir las transferencias discrecionales a las provincias en un 1,2 por ciento del PIB para 2019 y garantizar esas reducciones se compensan con recortes en el gasto provincial en salarios y bienes y servicios. La consiguiente reducción en el déficit federal será, por lo tanto, reforzada a nivel subnacional. Las reducciones identificadas en los gastos provinciales están diseñadas para preservar los asistencia y otros programas de alivio de la pobreza que se ejecutan a nivel provincial.

– Reducir el gasto de capital en un 0,6 por ciento del PIB en 2019 con la expectativa de que el sector público privado los proyectos de asociación protegerían el nivel general de desembolsos en infraestructura pública.

– Reducir los gastos impositivos relacionados con el impuesto a las ganancias corporativo.

El informe elaborado por los técnicos del FMI, liderados por el italiano Roberto Cardarelli, hizo también un análisis de la sostenibilidad de la deuda argentina, resalta la importancia del tipo de cambio flexible, y elabora dos escenarios posibles de evolución de la economía argentina: uno que sería el “base” y otro, menos benigno, catalogado de “adverso”.

https://i0.wp.com/www.diariometannoticias.com/zferjui/pwcontt/uploads/2018/07/0000000FMI.jpg?fit=570%2C362https://i0.wp.com/www.diariometannoticias.com/zferjui/pwcontt/uploads/2018/07/0000000FMI.jpg?resize=150%2C150Alejandro AsisNacionales
El FMI publicó las condiciones para prestarle a la Argentina: retenciones al campo y liquidación del FGS del Anses entre otras El “staff report” que los técnicos del organismo elevaron al directorio para que la Argentina consiguiera la línea de crédito de u$s 50.000 millones sugiere también vender tierras y...