00producc1

Sólo una de cada tres máquinas está en funcionamiento
La industria textil continúa profundizando su derrumbe y en diciembre tuvo una profunda caída del 36,3%, mientras que la reducción de la actividad fue del 10,7% en la comparación entre 2018 y 2017. De acuerdo con los datos del Indec, a las que accedieron empresarios del sector y que compartieron con BAE Negocios, la contracción de 36,3% interanual implicó que el sector textil fuera el segundo que más cayó de todos los relevados (después de “Otros equipos de transporte”). De esta manera, la producción acumuló una variación negativa de 10,7% en 2018, solamente por un comienzo del año que fue contractivo pero no “desastroso” como el segundo semestre.

Según la Asociación de Empresarios Nacionales – ENAC – la capacidad industrial utilizada en las pymes es 10 puntos menor a lo medido por el INDEC en las grandes empresas.

La Utilización de la Capacidad Instalada (UCI) de las fábricas, según el INDEC, fue para el sector textil de sólo el 32,3% en diciembre, con una caída respecto de noviembre. Esta cifra se encuentra 24,3 puntos por debajo de la UCI promedio de toda la industria. En 2018, la UCI promedio general para la industria se ubicó 10,6 puntos por debajo del promedio de 2017, y 17,4 puntos por debajo de 2016.
La caída de la actividad en diciembre fue significativa para todos los sub-rubros del bloque textil. El segmento con peor desempeño fue el de hilados de algodón, que experimentó una caída de más de 45%. En el análisis acumulado de todo el 2018, se vio sólo una expansión en el sub-rubro “preparación de fibras” y todo el resto de las ramas se contrajo. El dato es más grave aún porque el Indec dejó de informar el Estimador Mensual Industrial (EMI), cuya caída acumulada al mes de noviembre era superior al 13%, por lo que se estima que con la anterior metodología la caída hubiera estado por encima de esa cifra.
De hecho, el EMI textil mostraba caídas interanuales en todos los meses entre enero y noviembre de 2018, mientras que el nuevo IPI muestra algunos meses de expansión, en lo que significa una maniobra “poco clara” del Gobierno sobre las estadísticas. Estas diferencias probablemente respondan a los cambios en la composición del estimador, en el que se incorporó la medición de “preparaciones de fibras para uso textil”, se incorporó “acabado” al sub-rubro que antes sólo contenía tejidos; y se incorporó la medición de “otros productos textiles”. En el mismo sentido, en otro de los bloques industriales de análisis se incorporó la medición de indumentaria y confecciones.

00producc

Fuente: Diario bae

https://i1.wp.com/www.diariometannoticias.com/zferjui/pwcontt/uploads/2019/02/00producc1.jpg?fit=960%2C540https://i1.wp.com/www.diariometannoticias.com/zferjui/pwcontt/uploads/2019/02/00producc1.jpg?resize=150%2C150Alejandro AsisNacionales
Sólo una de cada tres máquinas está en funcionamiento La industria textil continúa profundizando su derrumbe y en diciembre tuvo una profunda caída del 36,3%, mientras que la reducción de la actividad fue del 10,7% en la comparación entre 2018 y 2017. De acuerdo con los datos del Indec, a...