Los salarios y las jubilaciones son peores que en 2001

Lo indica un trabajo del Centro de Economía Política Argentina sobre la situación laboral y social actual. También afirma que 1 de cada diez argentinos vive una villa y que en tres años hay 387.000 nuevos desempleados.

El Centro de Economía Política Argentina publicó un trabajo donde remarca que en los tres años de la presidencia de Mauricio Macri se produjo un fuerte aumento de la pobreza y el desempleo. Además se registró una constante pérdida del poder adquisitivo en el salario mínimo, las jubilaciones y los planes sociales.

“Se concluye que el aumento de la pobreza para el segundo semestre de 2018 seria cercano al 6%. Si se toma en cuenta que la medición del segundo semestre de 2017 indicó 25,7% de pobreza, la nueva medición alcanzaría entre 31% y 32% a fines de 2018”, dice el informe denominado “Diagnóstico sobre la situación laboral y social de la Argentina actual”.

El desempleo es uno de los indicadores que más aumento. En ese sentido CEPA indica que “si se considera la tasa de desempleo al segundo trimestre de 2015 (6,6 %, la mínima desde 2003) el 9,6% de desempleo para el segundo trimestre de 2018 implica 387.000 nuevos desempleados en los grandes aglomerados urbanos. Este valor proyectado al total del país implica 645.000 nuevos desempleados”.

El salario mínimo y las jubilaciones sufrieron un importante retroceso. En la actualidad se encuentran en niveles similares a 2001. Ese año el haber jubilatorio mínimo se ubicaba en los 194 dólares, mientras que hoy está en U$S207 y en 2015 llegaba a 373 dólares.

Por el lado del salario mínimo la dinámica es similar: en 2001 alcanzaba los 259 dólares y el actual equivale a 251, en tanto, en 2015 la cifra llegaba a un promedio de 488 dólares.

“El poder adquisitivo medido en la canasta seleccionada muestra una sensible caída en el caso de los ingresos de Programas Sociales: mientras que en 2001 se podrían adquirir 5,28 canastas con un Plan Trabajar, en 2018 se podrían adquirir 3,99. Con relación al salario mínimo se podrían adquirir 7,55 canastas en 2001 y 9,01 en 2018 y con relación a la jubilación mínima 5,66 y 7,42”, explica el trabajo.

Otro dato alarmante que informa CEPA es la retracción en el consumo de alimentos producto de la caída del salario. La baja se observa en la carne (54%), jugos y gaseosa (44%), frutas y verduras (43%) y lácteos 34%.

“Argentina y según la proyección poblacional a 2018, viven 4.117.373 personas en villas y asentamientos. En otras palabras, alrededor de 9,5% de la población total, uno de cada 10 argentinos, vive en villas”, concluye el trabajo.

https://i2.wp.com/www.diariometannoticias.com/zferjui/pwcontt/uploads/2019/01/000jubil.jpg?fit=644%2C340https://i2.wp.com/www.diariometannoticias.com/zferjui/pwcontt/uploads/2019/01/000jubil.jpg?resize=150%2C150Alejandro AsisNacionales
Lo indica un trabajo del Centro de Economía Política Argentina sobre la situación laboral y social actual. También afirma que 1 de cada diez argentinos vive una villa y que en tres años hay 387.000 nuevos desempleados.El Centro de Economía Política Argentina publicó un trabajo donde remarca que en...